Tu bebé es vida

Otro sitio realizado con WordPress

El momento de retirar el pañal

La retirada del pañal es un hito importante en la vida de un niño y sobre todo en la vida de los padres. El momento en el que el niño pasa de ser bebé a ser un poco menos bebé.

Normalmente se le comienza a retirar con 2 añitos, algunos antes y otros después. Y cada niño va a su ritmo, pero los 2 años se establece una buena edad para hacerlo. Ya que es el momento en el que niño ya se siente más autónomo y ha desarrollado ciertas habilidades físicas que le posibilitan a ello.

Otra de las razones es la entrada al colegio. Con tres años los niños entran al cole y en el cole se prohíbe de forma general que los niños lleven pañales, así que empezar a entrenarlos con 2 años es la mejor alternativa.

 

¿Cuándo hay que empezar a quitárselo?

Retirar el pañalMuchas madres intentan forzar un poco la situación casi siempre presionadas por la sociedad, bien porque ven que los hijos de otras amigas que no tienen pañal o porque está cansada de escuchar a familiares decir que ya es muy mayor para llevarlos.

Y comienza el proceso. El primer día suele ser un desastre, más allá de lo incómodo que puede resultar que un niño se sienta mojado, no tiene continencia alguna y tendrás que ir con la fregona de un lado para otro.

Y no solo el pipí te dará quebraderos de cabeza, la caca también. Piensa que con suerte en una semana ya todo pasará y tu hijo no llevará pañales.

El orinal suele ser la primera alternativa para los más pequeños. El consejo es no te gastes excesivo dinero en comprarle un orinal con actividades, luces o sonidos, el más sencillo será el que mejor te funcionará y encima más barato.

El paso natural siguiente será utilizar el váter.

 

Cada niño es un mundo

Retirar el pañalEs cierto que cada niño es un mundo y tú lo podrás comprobar si tienes más de un hijo. Una situación que se suele repetir es que con los primeros hijos suele costar más que dejen el pañal, sin embargo, los más pequeños lo hacen tan rápidamente que ni tan siquiera tienes que utilizar la fregona.

Los hermanos pequeños aprenden a utilizar el orinal o el váter mentalmente antes que físicamente, debido a ese aprendizaje precoz, el proceso se hace más rápido y no cuesta absolutamente nada.

Para ellos supone un logro importante, hay que premiarles e incentivarles. Con un simple póster en el baño donde le pones una estrellita cada vez que va es suficiente.

Los niños necesitan sentirse mayores para tener seguridad frente a otros retos que tienen que descubrir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.