Tu bebé es vida

Otro sitio realizado con WordPress

Mallas para balcones: tanto por tan poco

La verdad es que cuando te compras la casa con tu pareja en la que viviréis no pensáis mucho en tener descendencia que serán niños que vivirán con vosotros. Al menos es lo que me pasó que al decorar mi hogar compré muebles de estos con diseño minimalista, bajos perfectos para que los niños de bebés puedan empezar a trepar e ir entrenando la forma más rápida de liarla.

Aunque a veces los espacios que a nosotros nos encantan pueden ser potencialmente peligrosos para los niños. Un claro ejemplo de ello son los balcones, si tienes un balcón en casa te recomiendo tomar medidas.

Salvada por los pelos

mallas para balcones Cuando era pequeña mi madre me cuenta que me cogió literalmente en volandas por el balcón del piso en el que vivíamos, pues detrás de un juguete me lancé a por él y quedé atrapada afortunadamente por el pañal, que por supuesto no era como los de ahora, sino de los que llevaban gasas.

Si no llega a ser por el pañal tal vez no estaría contando esto ahora mismo, así que yo ninguna prisa en quitarle los pañales a mis hijos … El caso es que para evitar estos sustos lo mejor es poner las mallas para balcones, son muy fáciles de instalar además de muy cómodas, porque el diseño es prácticamente invisible, es decir no afecta para nada a la estética de la fachada y por supuesto son muy resistentes.

Con una malla de seguridad obtienes una gran tranquilidad

mallas para balconesAunque el material utilizado suele ser el aluminio o el acero inoxidable con el objetivo de evitar la oxidación con los agentes climáticos, son elementos que no pesan mucho para la resistencia que ofrecen.

La seguridad es la base de todo y mantener seguros a nuestros hijos ofrecerá una tranquilidad merecida no solo porque lo primero es conseguir la seguridad en el hogar, sino porque además podrás estar tranquilo si por un casual tienes que ir a la cocina a por un vaso de agua y dejas a tu bebé jugando en el salón.

Tanto por tan poco merece la pena.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.