Tu bebé es vida

Otro sitio realizado con WordPress

Los buenos tratos, no crean niños debiles.

“Los niños de hoy en día son débiles por el buenismo de sus padres”

Esta frase está presente en charlas de muchos tipos, entre “profesionales” de la educación y entre grupos de padres.  La sobre-protección es un grave problema que debemos atajar cuanto antes, y eso no es algo discutible, pero hay muchos matices que deben hacerse antes de insinuar que los niños tendrían una mejor salud mental. si se les tratase con una disciplina propia de un ejercito.

Las ventajas que los buenos tratos puede ofrecernos son innumerables, pero las siguientes puede ayudar a hacernos comprender la importancia que tiene tenerlos en cuenta en la crianza.

Son necesarios para el buen desarrollo mental.

Por un lado, debemos destacar que en la actualiad los buenos tratos estan recogidos como necesarios para asegurar un buen desarrollo de los niños, ya que significan la base de su salud mental adulta.

Estos buenos tratos se presuponen a las familias, puesto que está demostrado que los seres humanos en general, somos capaces de ofrecer a los niños y niñas los cuidados necesarios para su correcto desarrollo. Partiendo de la biología, tanto la madre como el padre son capaces de coordinarse para educar adecuadamente mediante los buenos tratos a cualquier niño o niña gracias al apego saludable y a la empatía.buenos-tratos

Las relaciones interpersonales  funcionan con ellos

Mediante los nuevos avances científicos, se han podido encontrar determinadas hormonas están simpre presentes, en grandes cantidades, en las situaciónes en las que el cuidado es imprescindible. Estas hormonas són La oxitocina, La vasopresina y Los péptidos opioides endógenos según los estudios de Taylor S. 2002. Estas hormonas se encuentran en la sangre en situaciones de cuidado entre personas, ya sea con realción de amistad de pareja o de paternidad.  Además son esenciales en la relaciones de grupo, en neurofísica, concretamente se les considera parte de  “circuito neurológico asociativo” que se refiere a las carcateristicas propias que facilitan la interaccion emocional y además son fundamentales en situaciónes de peligro, donde es importante la protección de sus semejantes o de él mismo.

Esto quiere decir indudablemente que las hormonas implicadas en las relaciones interpersonales son las que se desprenden en situaciones de buenos tratos, por ello es importante que en el entorno familiar se les eduque, utilizando este sistema, que será el que después deban utilizar,de una manera adaptada, en el resto de ambitos de su vida

Son la base para una crear niños no violentos.

Como hemos visto antes, esta mismas hormonas se disparan en momentos de tensión y en aquellas en las que se detecta algun tipo de peligro.

Por ello,si tenemos un control de las emociones correcto, basado en el apego, el respeto y la empatía, podremos responder desde la tranquilidad, por lo que nuestras reacciones serán mucho más racionales, evitandose las reacciones agresivas instintivas.

Además este sistema le ayudará a responder ante las dificultades de un modo contundente. Han sido educados con un modelo en el que el debate será parte de la convivencia, por lo que tendrán una visión critica de la realidad y tratarán de resolver cualquier deajuste mediante la palabra para conseguir mejorar y llegar a un punto que consideren más justo y que consiga protegerlo a el y a sus semejantes de mejor manera.

No debemos confundir Buenos tratos con hiper-protección.

En ningun caso debe confundirse una educación basada en los buenos tratos con la sobreprotección e incluso la hiper-protección. La difecencia mas clara que encontramos entre estos dos aspectos es el respeto, entre los padres y el hijo que practican los buenos tratos hay una relación reciproca de respeto, cosa que en la sobreprotección no existe

En una crianza sobreprotectora, el respeto no existe, por nungua de las partes.  Los padres, muestran la poca existencia de respeto hacia su hijo, no permitiendo su desarrollo autonomo como persona y controlando cada paso que dán. Como contrapartida, el hijo cree que el es el centro del universo y que sus padres tienen el deber de satisfacer sus necesidades y sus caprichos, puedudiendo llegar a tratarlos como sirvientes o exclavos.

Espero que les haya resultado aclarador este artículo  y que comprendan que la confusión entre que existe hoy en día, entre los distintos estilos de crianza, no nos puede hacer pensar que los modelos autoritarios son una solución a los problemas que en la actualidad han aparecidido o simplemente se han hecho más visibles como es el ejemplo del bulling.  A pesar de todo esto, no es posible controlar las diferentes variables que pueden afectar a la educación de un niño y debe tenerse muy presente que consultar a un especialista puede solucionar graves problemas de crianza o problemas psicologicos más graves. Javier Vilches es un psicologo con una amplia experiencia en estos casos y con el que podrás realizar cualquier consulta de una manera cercana y u profesional a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *